Cantabria,  España

San Pedro del Romeral: el pasiego más desconocido

Esta semana viajamos de nuevo a Cantabria. Esta vez vamos a hablar de uno de los pueblos que conforman los espectaculares Valles Pasiegos: San Pedro del Romeral. Conocerás el lado más rural y auténtico de la tierruca donde disfrutarás de unos paisajes sorprendentes y una deliciosa gastronomía. ¿Te vienes?

INFORMACIÓN

Comarca: Pas, Cantabria

Población: 474 (INE, 2020)

Altitud sobre el nivel del mar: 840 m

Distancia desde Santander: 65 km

CÓMO LLEGAR A SAN PEDRO DEL ROMERAL

Ubicado en la profundidad de los Valles Pasiegos, encontramos en la comarca del Pas a San Pedro del Romeral, dentro del municipio con el mismo nombre.

Desde Santander la mejor opción para llegar es por la N-623 dirección Burgos hasta llegar a Entrambasmestas, donde tomaremos la desviación para continuar por la CA-263 hacia Vega de Pas. Antes de llegar, ya encontraremos las señalizaciones con el nombre de San Pedro de Romeral que nos guiarán hasta nuestro destino final.

san pedro del romeral vista
San Pedro del Romeral

Si, como yo, eres un apasionado de las rutas en coche, o bien quieres aprovechar al máximo de todos los paisajes que te ofrecen estos valles escogiendo otro camino diferente a la vuelta, te dejo aquí otra alternativa de viaje:

Para salir de Santander utiliza la S-30 hasta Guarnizo. Allí toma la salida 9 hacia CA-143 (Guarnizo/La Concha/Sarón/Cabárceno) y a continuación sigue por CA-142 hasta dejar atrás Selaya-Villacarriedo*. Nos desviamos por la CA-262, a través del puerto de Braguia. A medida que ascendemos, el paisaje nos irá dejando boquiabiertos. Por el camino encontrarás varios miradores, ¡aprovecha para sacar unas fotos espectaculares! Una vez llegues a Vega de Pas, toma la CA-263 hasta desviarte por la CA-632 para llegar a San Pedro del Romeral.

panoramica vega de pas
Una de las panorámicas tomadas durante el trayecto alternativo

*¡Un consejo! Te recomiendo hacer una parada en Selaya, aquí es donde se encuentran algunas de los obradores de sobaos más famosos, como Casa El Macho o Joselín, entre otras.

DÓNDE COMER Y DÓNDE DORMIR

San Pedro del Romeral cuenta con dos restaurantes: Restaurante Gutiérrez y Restaurante Roberto. En ambos podemos comer un delicioso menú del día, genuinamente casero, de cocina tradicional.

Dentro del pueblo no encontramos opciones de alojamiento pero sí por los alrededores. Si quieres sentirte un auténtico pasiego, puedes alquilar una cabaña pasiega para disfrutar de la inmensidad de estos valles en su totalidad. Por ejemplo, aquí encontrarás selección de cabañas muy atractiva de diferentes capacidades y localidades.

Si prefieres estar más cerca de la civilización, te recomiendo dos alojamientos situados en la plaza central de Vega de Pas:

  • Posada Casa de don Guzman: con una preciosa fachada en piedra de sillería, la posada ofrece varias habitaciones,y cuenta con jardín y aparcamiento.
  • Apartamentos Casa Frutos: todos los apartamentos se encuentran equipados con todo lo necesario. Además tienen balcón, desde donde poder disfrutar del paisaje montañoso que rodea Vega de Pas.

GASTRONOMÍA EN LOS VALLES PASIEGOS

Como no podía ser de otra manera, las estrellas por excelencia en el entorno de los Valles Pasiegos son el sobao y la quesada.

Que no os engañe su nombre, la quesada no lleva queso. Se llama de esta forma porque se hace a partir del cuajo de la leche, y os puedo asegurar que es uno de esos dulces que no te dejan indiferente. A mí personalmente, me vuelve loca, hasta tengo mi propia receta “de andar por casa” para cuando estoy lejos de Cantabria.

El sobao pasiego es probablemente uno de los mayores protagonistas de la gastronomía cántabra. De textura similar a un bizcocho (aunque mucho más denso), es tal su fama que desde 2.004 está respaldado por la Indicación Geográfica Protegida.

HISTORIA DE SAN PEDRO DEL ROMERAL

Se dice que el mismísimo emperador César Augusto llegó a pisar las tierras de los Valles Pasiegos, pero no es hasta el año 816 cuando encontramos la primera referencia explícita al Pas en un documento sobre la donación de unos bienes por parte del Conde Gundesindo al monasterio de San Vicente y San Cristóbal de Fístoles.

San Pedro del Romeral hace su primera aparición en el año 1170, en un documento que certifica la donación por parte del rey Alfonso VIII de los monasterios de San Pedro del Romeral y Santa María de la Vega al monasterio de San Salvador de Oña.

San Pedro del Romeral, San Roque de Riomiera y Vega de Pas poseen el título de villa desde 1689, otorgado por el rey cuando las tres localidades compran las tierras de los valles para su propia explotación al Valle de Carriedo.

La vida de los pasiegos estaba marcada por su medio de vida, la ganadería. Ya lo dice un refrán pasiego: “La vida del pasiego yo se la voy a contar: comer torta, beber leche y dormir en el pajar”. Han sido ellos los que han remodelado el paisaje actual de estos valles, plagados de extensos prados de un verde que hipnotiza y que fue de todo menos fácil hasta lograrlo, todo con el fin de conseguir los mejores pastos con los que alimentar al ganado.

pas nevado

QUÉ VER EN SAN PEDRO DEL ROMERAL

San Pedro del Romeral es una de las tres villas pasiegas, ubicado al sureste de la comarca de Pas-Iguña, en la parte alta de los valles del Pas.

Este pueblo es uno de los grandes olvidados de estos famosos valles, probablemente por su situación geográfica. No cuenta con grandes atractivos culturales, pero sus sobrecogedores paisajes teñidos de las tradicionales cabañas pasiegas son un verdadero deleite para la vista, un espectáculo natural que no querrás perderte.

PAISAJE  VEGA DE PAS

LA CABAÑA PASIEGA

Sello de identidad por excelencia de la comarca del Pas… ¡Y no es para menos! Este tipo de construcción tan característico de los Valles Pasiegos comienza a desarrollarse en la Edad Media, con la llegada a estas tierras de los Pasiegos, cuyo principal medio de vida era el pastoreo.  

No sería hasta los siglos XVI y XVII cuando comienza a formarse el paisaje tan singular que conocemos hoy en día, pues se pasa de un sistema pastoril comunitario a uno individual, donde cada pastor se encarga de su propio ganado. Como resultado, cada familia cercó su terreno, conformando el paisaje actual.

Ejemplo de cabaña pasiega

En los siglos XVIII-XIX se termina de dar forma a los diferentes tipos de cabañas pasiegas: la tradicional cabaña pasiega, cuya función principal es la de albergar el ganado cuando se sube a los pastos de la zona alta del valle, y la cabaña “vividora”, dotada con más comodidades para el día a día, y que es más frecuente ver en los núcleos urbanos o en las zonas más bajas del valle.

La distribución de la cabaña es sencilla: en dos plantas, la parte baja con capacidad para albergar el ganado; y la planta superior a modo de vivienda. Para su construcción se utiliza piedra para los muros, madera para postes y vigas, y losas de arenisca oscura a modo de tejas.

Las parcelas se limitan por medio de muros de piedra. Las piedras se colocan una sobre otra, conformando el muro, sin cemento u otros materiales de unión. Es asombroso ver la extensión y aguante de esos muros, ¡el esfuerzo y tiempo que habrá llevado realizarlos!

IGLESIA DE SAN PEDRO

Levantada en el siglo XVIII, de construcción sencilla, se distribuye en una nave cubierta de bóveda de terceletes y una torre campanario.

ERMITA DEL ROSARIO

Se encuentra en el barrio de Bustiyerro, es otro ejemplo de la simplicidad arquitectónica religiosa de los Valles Pasiegos. Al igual que la iglesia de San Pedro, también se construyó en el siglo XVIII.

ERMITA DEL ROSARIO SAN PEDRO DEL ROMERAL

COSTUMBRES ANCESTRALES – LA MUDA

Algunos pasiegos a día de hoy continúan hoy practicando la transhumancia, una costumbre ancestral que en la comarca del Pas se conoce como la “Muda”.  La Muda consiste en el cambio de cabaña en busca de mejores pastos para el ganado, por lo que era frecuente que cada familia tuviera cuatro o incluso cinco cabañas para poder llevarlo a cabo.

Se trasladaban de una a otra, como si de una mudanza se tratara, llevándose todas sus pertenencias con ellos. El camino no es fácil, suele haber varios kilómetros de distancia entre las cabañas, a través de montañas con laderas escarpadas y pronunciadas pendientes.

Sin lugar a dudas un modo de vida tan fascinante como agotador, lo que demuestra la gran entereza de los habitantes de estos valles.

FINCAS VEGA DE PAS

Y hasta aquí la entrada de esta semana. ¿Conocíais los Valles Pasiegos? ¿Os apetece visitarlos? ¡Seguro que sí! Nos leemos la semana que viene. ¡Cuidaos mucho!

Cuéntanos qué te ha parecido esta entrada

¡Gracias por suscribirte!

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

PASAPORTURISTA will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.