España,  Madrid,  Menos de 100,  senderismo

Patones de Arriba: el encanto de la arquitectura negra

Patones de Arriba es un lugar único ubicado en la Sierra Norte de Madrid: un pueblo con muchísimo encanto gracias a la arquitectura negra de pizarra que encontramos en la mayoría de sus edificios. Con menos de 100 habitantes, ha sido declarado Bien de Interés Cultural en 1999.  Enmarcada en un sorprendente entorno natural, Patones de Arriba es la escapada perfecta para realizar desde Madrid ciudad y alrededores.

patones de arriba arquitectura negra madrid encanto escapada rural  pizarra
Vista de Patones desde el río

INFORMACIÓN GENERAL

Provincia: Madrid

Distancia a Madrid : 60 km

Población: 46 hab. (Fuente: INE)

¿CÓMO LLEGAR A PATONES?

Patones se compone de dos núcleos de población: Patones de Arriba y Patones de Abajo. Patones de Arriba es el núcleo turístico por excelencia, donde podremos encontrar la arquitectura negra que tanto le caracteriza.

A Patones se puede llegar tanto en coche como en transporte público, aunque, si podéis, os recomiendo ir en coche, pues si os vais a mover por los alrededores (como nosotros) es lo más cómodo.

Si viajas en coche, desde Madrid tienes que tomar la A1 y coger la salida 50 hasta Torrelaguna por la nacional 320. Cruzamos este pueblo y tomamos la M-102 hasta Patones.

Si vas en autobús, tienes que coger en Plaza de Castilla el autobús 197 o 197 A de la compañía Alsa.

¡Ojo! Si vas en coche y es fin de semana, tendrás que aparcar en Patones de Abajo y subir a Patones de Arriba a pie a través de la Senda del Barranco (800 m), de la que hablaremos más adelante. Esto es debido a que el aparcamiento en Patones de Arriba está destinado exclusivamente a sus habitantes y a visitantes con discapacidad.

COMER Y DORMIR EN PATONES DE ARRIBA

Tened en cuenta que para comer en Patones de Arriba es muy importante reservar con al menos una semana de antelación. Si vas sin reserva, será muy complicado encontrar hueco.

  • El Lavadero de Patones: Este es el restaurante donde comimos nosotros y quedamos encantados. Además de la carta, tienen menú del día en el que por 23 euros podrás probar unos platos de cuchara deliciosos. A destacar el pisto y los judiones.
  • El Rey de Patones: Es el restaurante referencia de Patones. Comida de calidad casera con toques modernos. Tiene unas opiniones muy buenas.

Nosotros no dormimos en el pueblo, pero os recomendamos los apartamentos Gran Reino Rural: con una capacidad de dos a cinco huéspedes. Los apartamentos tienen muchísimo encanto y unas vistas inmejorables del pueblo y sus alrededores.

SENDERISMO ANTES DE VISITAR PATONES DE ARRIBA: EL PONTÓN DE LA OLIVA

Antes de visitar el pueblo, decidimos acercarnos al Pontón de la Oliva: La presa más antigua de Madrid, actualmente en desuso. Se encuentra a unos 10 minutos en coche de Patones de Abajo.

Cuidado al aparcar: hay un aparcamiento habilitado a mano izquierda de la carretera pero está en unas condiciones pésimas: hay unos socavones tan grandes que puedes temer por los bajos de tu coche. Por lo tanto, os recomiendo entrar con el coche por la carretera donde empieza la ruta (a mano derecha de la carretera principal), ya que hay varios parkings disponibles por el camino en bastantes mejores condiciones. Incluso puedes llegar a la misma presa en coche si lo tuyo no es andar 😉

Nosotros aparcamos justo antes de comenzar la ruta a pie, en una especie de acceso con arboles a los lados, porque no sabíamos que había otros parkings más adelante, aunque no nos importó andar. No hay mucho trecho hasta la presa: unos 20 minutos andando a paso tranquilo.

Por el camino, si aguzáis la vista a la derecha, podréis ver en la montaña Las Cárcavas, unas curiosas formas en el terreno arcilloso creadas por el agua.

carcavas patones patones de arriba naturaleza arcilla ponton de la oliva
Las Cárcavas, al fondo

Continuamos el camino y llegamos finalmente a la presa: El Pontón de la Oliva, la presa más antigua de Madrid. Fue construida durante el reinado de Isabel II entre los años 1851 y 1858. Sin embargo, se dejó de usar porque dadas las características del terreno, había numerosas filtraciones.

EL PONTÓN DE LA OLIVA: UN BARRANCO CON MILLONES DE AÑOS DE ANTIGUEDAD

ponton de la oliva patones isabel II presa ruta naturaleza
Vista general de la presa El Pontón de la Oliva

Como curiosidad, el barranco donde está construida esta presa, tiene más de 160 metros de profundidad. Durante el Pleistoceno, habitaron aquí macacos, hipopótamos y hienas. De hecho, se ha encontrado una cueva, llamada la cueva del Reguerillo, donde se han hallado pinturas rupestres y restos de osos de las cavernas. ¿No os parece sorprendente? Lamentablemente, la cueva ya no está abierta al público porque la actividad humana la estaba dañando bastante.

Para poder disfrutar de unas vistas espectaculares de ambos lados de la presa, podéis subir por un sendero que sube ubicado a la izquierda de la carretera, antes de llegar a la presa. Por aquí caminamos por una ruta muy sencilla y corta por la misma ladera de la montaña. Eso si, da un poco de vértigo. Finalmente llegamos al acceso hacia el otro lado de la presa. Se puede bajar con mucho cuidado de no resbalarse.

ponton de la oliva patones ruta naturaleza presa
Espectacular camino para cruzar al otro lado de la presa. La foto está sacada bajando hacia el interior del otro lado del Pontón.
ponton de la oliva patones presa entorno rural deporte
Vistas desde arriba del otro lado del Pontón de la Oliva. Al fondo se ven los escaladores.

LA ERMITA DE LA VIRGEN DE LA OLIVA: UNAS RUINAS OLVIDADAS

La ruta podía seguir, pero nosotros habíamos reservado para comer en Patones de Arriba y no nos daba tiempo a mucho más. Deshaciendo el camino andado, llegamos a una bifurcación. En vez de volver a bajar al camino principal (por el que llegábamos a la presa), tomamos un sendero que subía hacia la derecha, hasta llegar a las ruinas de la Ermita de la Virgen de la Oliva.

Se trata de una ermita de estilo románico mudéjar (s. XII-XIII) en un lamentable estado de conservación. Sin paneles informativos y sin cuidado por parte de los visitantes. Tengo que decirlo: había un niño subido a una de las ventanas de la ermita, con sus padres a lo lejos permitiéndole estropear (como tanta otra gente habrá hecho) unas ruinas valiosísimas. He de reconocer que me hirvió la sangre al ver la situación y desde aquí animo a todos los padres a inculcar a sus hijos respeto por este tipo de construcciones de tanto valor, en ocasiones incalculable.

Tras la visita a las ruinas volvimos al coche y fuimos a comer a Patones de Arriba . Como comenté previamente, tuvimos que aparcar en Patones de Abajo y subir a Patones de Arriba a través de la Senda del Barranco.

LA SENDA DEL BARRANCO: LA ÚNICA FORMA DE LLEGAR A PATONES DE ARRIBA EN FIN DE SEMANA

La Senda del Barranco es el la forma alternativa de llegar a pie a Patones de Arriba. Tal como comenté previamente, el acceso en coche se cierra para evitar aglomeraciones. Los fines de semana la senda está bastante concurrida debido a la cantidad de gente que visita el pueblo.

senda del barranco patones turismo arriba arcilla ecologica
Panel informativo al inicio de la Senda del Barranco

¡Aviso! Tened cuidado si visitáis la senda en los próximos días (o meses) ya que en Septiembre hubo algunos desprendimientos y aconsejan no hacer paradas durante el camino hasta llegar a Patones de Arriba. Sin embargo, cuando yo fui, había varias personas practicando escalada tranquilamente. Siempre hay valientes.

senda barranco peligro patones arriba

El sendero que transitamos ha sido creado con el paso del tiempo por el arroyo de Patones, al lado del cual pasearemos durante toda la senda. Entre otros puntos interesantes, en la Senda del Barranco también veremos algunas de las infraestructuras del canal Isabel II: parte del Canal del Jarama.

canal jarama patones atardecer paisaje
Parte del canal de Jarama vista desde Patones de Arriba. Foto tomada al final del día.

Como curiosidad, tenéis que saber que hace más de 500 millones de años, Patones estuvo cubierto por mar. Gracias a ello se han descubierto fósiles marinos en la zona.

Finalmente, logramos llegar a Patones. Parece que la senda es corta, pero, creedme: es un camino cuesta arriba, bajo el sol de las dos del mediodía y con muchísimo hambre, por lo que se nos hizo un poco duro 😉

LA CURIOSA HISTORIA DEL REY DE PATONES

Patones nace en el siglo XVI. Formaba parte de la villa de Uceda y recibe este nombre en honor a su familia fundadora, que se apellidaba Patón. De hecho, hasta el siglo pasado, este lugar recibía el nombre de Los Patones.

En Patones existía una figura a la que hoy en día llamaríamos alcalde, pero que en 1687 en el barrio se le conocía como El Rey de Patones. Esto es así porque en el año 1653, este anciano que impartía justicia entre los habitantes, se dirigió al rey Carlos III para solicitar que construyeran una ermita en Patones. Carlos III se refirió a este “alcalde” como el Rey de los Patones, y desde entonces, se quedó con este nombre.

Con el paso del tiempo Patones fue quedando en el olvido. Por esta razón, una de las familias de la villa, la familia Prieto, lucha y consigue la independencia de la villa en 1769. A pesar de ello, a todos los alcaldes de la villa se les siguió llamando “Rey”.

En el siglo XX la población de Patones de Arriba fue disminuyendo paulatinamente ya que se fueron estableciendo en Patones de Abajo gracias a su mejor situación y comunicación. Con el fin de que Patones de Arriba no quedase en el olvido, se comenzaron a construir hoteles y restaurantes para atraer el turismo. Gracias a ello, Patones de arriba se conserva en las estupendas condiciones en las que lo podemos encontrar hoy en día.

patones rey arriba placa conmemorativa
Placa del pueblo que hace alusión al Rey de Patones

¿QUÉ PODEMOS VER EN PATONES?

LA IGLESIA DE SAN JOSÉ

iglesia san jose oficina de turismo patones de arriba
Foto de la entrada del pueblo con la Iglesia de San José al fondo

Es el primer edificio que encontramos al entrar en el pueblo. Además es la actual oficina de turismo. Os recomiendo que os acerquéis a coger un mapa, pues te atenderán de muy buenas maneras resolviendo siempre todas las dudas que tengas. Así da gusto entrar a una oficina de Turismo.

La iglesia de San José data del siglo XVIII y fue reformada en el siglo XX. Durante mucho tiempo fue el lugar de reunión para la toma de decisiones importantes en el pueblo hasta la construcción del Ayuntamiento.

Actualmente ya no tiene funciones de iglesia, pues la que se usa con este fin es la Iglesia de Patones de Abajo.

VIVIENDAS TÍPICAS

Durante tu paseo por Patones de Arriba no podrás apartar la vista de sus edificios construidos en pizarra negra, representando un estilo único en la Comunidad de Madrid. Las primeras casas de Patones de Arriba eran construcciones pequeñas y de una sola planta. Más tarde se fueron ampliando hasta conseguir tres alturas: la planta baja para el ganado, la primera planta como vivienda y la segunda planta era una especie de desván-almacén.

casa patones arriba arquitectura negra madrid escapada rural

patones arriba arquitectura negra madrid escapada rural casa turismo

LAS ERAS

En Patones de Arriba podemos disfrutar de un excelente ejemplo de construcción de eras. Las eras eran el lugar destinado a separar el grano de la paja. Antes de hacer esto, había que cosechar el cereal maduro (la mies) y desgranar las espigas. Esto se hacía con la ayuda de una mula, que lo pisoteaba y se separaba. Posteriormente se procedía al aventado, que consiste en lanzar la mies al aire para que la paja vuele y se desprenda el grano. El grano se usaba para cocinar y la paja para los animales.

eras patones arriba naturaleza turismo agricultura rural
Panorámica de las eras de Patones de Arriba

EL LAVADERO Y LA FUENTE NUEVA

La Fuente Nueva de Patones tenía la función de surtir agua para todos los vecinos. Antiguamente, se acercaban aquí con sus cántaros y los llenaban para sus tareas del día a día. Al lado se encuentra el antiguo lavadero, lugar de reunión y coloquio de los habitantes de antaño.

Fuente Nueva y Lavadero. Fuente: https://turismo.patones.net/

Cerca del lavadero hay un puente de piedra. Si lo cruzamos, llegaremos a una antigua presilla de la que actualmente cae una pequeña cascada. Es un lugar con mucho encanto.

puente de piedra patones de arriba turismo rural encanto

LOS HORNOS

El horno era uno de los elementos arquitectónicos más característicos de Patones de Arriba, imprescindible en cualquier casa de antaño. Los habitantes de Patones de Arriba cocinaban en ellos el pan con harina de trigo, o con centeno cuando apretaba el hambre. En estos hornos seguro que también han preparado los famosos (y deliciosos) cabritillos o corderos característicos de la zona.

hornos tradicionales patones de arriba turismo gastronomia encanto rural
Uno de los hornos que pueden verse en el pueblo

Patones de Arriba se puede ver en una mañana o en una tarde tranquilamente. Eso sí, llevad calzado cómodo: el suelo está empedrado y las cuestas serán vuestras compañeras en todo momento.

A LA RICA MIEL CASERA

Al bajar por la Senda del Barranco de vuelta al coche, paramos en la casa de unos productores de una deliciosa miel casera. La señora que nos atendió fue muy amable y nos dio a probar de los dos tipos de miel que ella misma produce. Cuesta 9 euros el kilo. Además, si eres amante de los gatos, (como yo), tenéis que saber que la casa estaba llena de gatos. De todos los colores, razas y tamaños.

miel casera patones de arriba gastronomia

¡Y esto ha sido todo! ¿Conocíais Patones de Arriba? ¿Os han entrado ganas de visitarlo? Contádnoslo en comentarios.

Agradeceríamos que, si os ha gustado la entrada, la compartáis en vuestras redes sociales 🙂

Os dejamos con una preciosa estampa otoñal de Patones de Arriba. ¡Hasta la semana que viene!

otoño en patones de arriba

RECOMENDACIÓN:

Si os ha gustado Patones de Arriba, os recomendamos visitar un pueblo de arquitectura similar: Pobladura de la Sierra, en León.


Si quieres recibir en tu bandeja de entrada un e-mail cada vez que publiquemos una entrada en el blog, déjanos un comentario más abajo y, antes de enviar selecciona la opción “recibir nuestras entradas por e-mail”. ¡Gracias!

Soy graduada en Turismo en la Escuela Univeritaria de Turismo Altamira, en Cantabria. Actualmente estoy viviendo en Madrid y trabajo en un touroperador. Me encanta viajar, y siempre que puedo hago alguna escapadita. Hasta ahora solo he viajado por Europa, pero me encantaría cruzar el charco. Mi ciudad favorita: Roma, ¡volvería mil veces! Me encantan los animales, sobre todo los gatos. Soy amante de las croquetas, de los libros y un poco adicta a Netflix. Si quieres saber más de mi, puedes visitar mi instagram 😉 @jujujudit

Un comentario

Cuéntanos qué te ha parecido esta entrada

¡Gracias por suscribirte!

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

PASAPORTURISTA will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.
A %d blogueros les gusta esto: