Castilla y León,  España,  leon,  Recursos turísticos del medio rural

Conoce a los maragatos: unos comerciantes muy peculiares

Esta semana volvemos a tratar temas relacionados con el entorno y la cultura rural de nuestro país. Os vamos a hablar de los maragatos: unos habitantes muy conocidos de la provincia de León que, además, han dejado un legado histórico y tradicional muy importante. Si quieres saber quiénes fueron, ¡sigue leyendo!

SANTA COLOMBA DE SOMOZA: REFERENTE DE LA MARAGATERÍA

En pleno corazón de la Maragatería se encuentra Santa Colomba de Somoza. Históricamente, este lugar tuvo una gran importancia en tiempos pasados debido a que buena parte de su población se dedicó al oficio de la arriería. Muestra de ese glorioso pasado es su entramado urbano, donde aún pueden verse un gran número de grandes casonas arrieras.

Santa Colomba de Somoza

Antes de hablaros en el próximo post de la Casa Museo Maragata es necesario explicar quiénes fueron los habitantes más famosos que habitaron durante siglos la comarca en la cual se asienta Santa Colomba.

¿QUIENES FUERON LOS ARRIEROS MARAGATOS?

Los arrieros maragatos fueron muy conocidos y valorados hasta finales del siglo XIX, ya que se dedicaron a transportar y comerciar con productos de la más diversa índole entre Galicia, León, Castilla, Madrid y Extremadura. Así, sus mulos “pujaban” varios tipos de pescado seco, pulpo seco, sardinas jamones (que muchas veces también se encargaban de curar antes de vender), chacinas (cecina chorizos…etc.), jabones y todo otra serie de productos.

Acuarela realizada por el inglés Thomas O’Brien Mills Driver en La Coruña en 1814. Tomada de https://www.pinterest.es/pin/445504588132168041/

¿CUÁL ES EL ORIGEN DEL PUEBLO MARAGATO?

En cuanto al origen del pueblo maragato, son muchos los autores que han discutido y teorizado al respecto, si bien nunca se ha podido llegar a una conclusión certera. Algunos autores han relacionado a los maragatos con algún antiguo pueblo bereber que quedó aislado tras la reconquista en la zona próxima al monte Teleno. Otros expresan que, tal vez, estuviesen más emparentados con los judíos.

Calificados como un “pueblo maldito”, como los pasiegos cántabros, se ha llegado incluso a plantear la hipótesis de que las gentes maragatas pudiesen ser el reducto de algún pueblo prerromano. Este tipo de discusiones están motivadas por la gran diferenciación cultural y lingüística que siempre tuvieron los maragatos frente al resto de gentes.

Maragato en la Calle Mayor de Madrid, grabado de Gustave Doré (1862). Fotografía tomada  de: https://www.todocoleccion.net/arte-grabados/1862-fuente-cisne-madrid-un-maragato-2-grabados-original-gustavo-dore~x50207073

Sin embargo, en mi opinión, es mucho más acertado pensar que el origen de los  maragatos radique en que una serie de familias que habitaban en los pueblos situados al pie de la sierra del Teleno aprovecharon la vicisitud de que gran parte de los caminos que llevan a Galicia cruzaban sus tierras para dedicarse al comercio y el transporte a fin de mejorar su pobre economía.

EL PAÍS DE MARAGATOS

Así, lo que hoy conocemos como “Maragatería”, abarcaría unos 50 pueblos pero, en un intento por romper la mentira histórica que se ha creado desde hace unas décadas, queremos incidir en que la ciudad de Astorga ni es maragata ni nunca lo fue, actuando simplemente como un mero centro comercial y económico de todas las comarcas circundantes (Cepeda, Vega, Sequeda y Maragatería).

Mapa de la Maragatería (elaboración propia)

El pueblo maragato habitaba en el conocido como “País de Maragatos”, un territorio unificado más por la cultura que por la geografía o la arquitectura tradicional. Si oscuros son los orígenes de los maragatos, oscuro es también el germen del propio gentilicio. Algunos autores lo relacionan con el rey asturiano Mauregato, mientras que otros lo hacen con el conde Gatón. Este último repobló estas tierras en la Alta Edad Media y estableció una de sus bases en la localidad cepedana de Villagatón.

Otros estudiosos prefieren aventurar que tal vez el nombre venga definido por su propia actividad de comerciantes, ya que en latín mercader se escribe mericator, cuya evolución fonética derivaría en la palabra “maragato”. Se ha llegado incluso a plantear que el nombre provenga de uno de los pescados con los que comerciaban desde Galicia, la maragota. Como habéis podido comprobar, el misterio y la mitología siempre han rodeado a los maragatos.

Grabado del siglo XIX de un maragato. Fotografía  tomada de: https://www.alamy.com/stock-photo-the-spaniards-277-el-maragato-143307469.html?pv

¿MARAGATERÍA O LA SOMOZA?

En cuanto a la denominación de la comarca, históricamente nunca se llamó Maragatería como actualmente es conocida, sino que se llamaba “la Somoza”, apelativo que aún llevan varios de los pueblos como Santa Catalina, Santa   Marina, Andiñuela, Valdespino, Lagunas, Luyego, Quintanilla, Villalibre o la propia Santa Colomba. Somoza es una palabra que proviene del latín sub mountia, que significa al pie de los montes, en referencia al mítico y Sagrado Monte Teleno, de 2188 m de altitud.

Vista de Lagunas de Somoza

No sería hasta el siglo XVIII cuando las gentes de Galicia, Madrid, Castilla…etc. comenzaron a conocer el territorio del cual venían los arrieros maragatos como “Maragatería” o “País de Maragatos”. Sin embargo, no todos los habitantes de la antigua Somoza eran arrieros: tan sólo lo eran una serie de familias que, con el paso del tiempo, lograron crear una oligarquía o élite social muy cerrada.

Sirva como muestra de ello que en algunos pueblos como el Val de San Lorenzo, por ejemplo, tan solo había nueve familias arrieras maragatas frente al grueso de la población que no se dedicaba al tráfico y comercio. Por el contrario, en otros pueblos como Santa Colomba de Somoza, casi la mitad de la población se dedicaba a la arriería y, por ello, sí eran en su mayoría maragatos.

monte teleno
El mítico monte Teleno visto desde Busnadiego.

LA ESTÁTUS SOCIAL DE LOS MARAGATOS

Desde finales del siglo XV y de forma paulatina, los maragatos fueron enriqueciéndose conforme se iban quedando con buena parte del comercio del noroeste español. Incluso fueron protegidos por la monarquía, la cual les otorgó diversas exenciones fiscales que les permitía cruzar puentes y ciudades sin tener que pagar los impuestos de pontazgo y portazgo.

Ya durante el siglo XVIII y XIX, algunas de estas familias lograron hacerse incluso con “la conducta” que no era otra cosa que el transporte de todos los impuestos reales del reino de Galicia. Todo esto vino motivado por su conocida honradez y al hecho probado de que estaban dispuestos a dar su vida por defender el cargamento que transportaban.

pareja maragatos
Pareja de maragatos fotografiada en el siglo XIX por Jean Laurent. Fotografía tomada de: http://floresdelfango.blogspot.com/2015/03/j-laurent.html

Los caminos por los que transitaban no estaban muchas veces en buenas condiciones (principalmente en la zona de Galicia y el Bierzo), por lo que los maragatos viajaban con varios mulos que, atados unos a otros, constituían la denominada “recua”. Así, cada animal podía cargar con más de 120 kg. durante varias jornadas. Con la llegada de los Borbones en el siglo XVIII se impulsó la construcción de los caminos reales, más anchos y cómodos que permitieron introducir el uso del carromato.

Dibujo del siglo XIX representando a un Maragato conduciendo su recua camino de Villafranca del Bierzo. Fotografía tomada de: https://www.elbierzodigital.com/cuando-los-arrieros-maragatos-acercaban-a-villafranca-del-bierzo-pan-y-teatro/266365

LA VIVIENDA MARAGATA

En cuanto a las viviendas maragatas, respondían perfectamente a las necesidades tan específicas de estas familias arrieras, haciendo que sean únicas en su género en toda España. De gran tamaño y riqueza, fue posible su construcción gracias al alto poder adquisitivo que obtuvieron sus dueños. Sobre ellas y la Casa Museo Maragata de Santa Colomba de Somoza hablaremos en otro post.

Museo Casa Maragata de Santa Colomba de Somoza

En cuanto a los principales pueblos maragatos donde podréis descubrir una arquitectura diferente se encuentran:

  • Castrillo de los Polvazares: declarado como uno de  los Pueblos más bonitos de España y Conjunto Histórico.
  • Santiago Millas: Cuyos dos barrios también están declarados como Conjunto Histórico y donde se ubica la Casona del Maragato Cordero y el Museo de la Arriería Maragata.
  • Santa Colomba de Somoza: Famoso por sus casonas con galerías de color y donde se ubica el Museo Casa Maragata.
  • Rabanal del Camino, Lagunas de Somoza, Luyego de Somoza o Quintanilla de Somoza.
casa arriera
Casa arriera en Rabanal del Camino

LA DESAPARICIÓN DE LOS MARAGATOS

Por último, es necesario explicar que, si el período de máximo esplendor de los maragatos transcurrió entre los siglos XVI al XIX, su fin fue  muy abrupto y vino marcado por la llegada del ferrocarril, con el cual no pudieron competir. Esto produjo una gran emigración maragata hacia tres puntos principalmente: América y dos de sus principales puntos comerciales, Galicia y Madrid. En estos dos últimos lugares se dedicaron especialmente al negocio de las pescaderías, ya que ellos mismos comerciaban con los mejores géneros. Ejemplo paradigmático de ello son las conocidas “Pescaderías Coruñesas” en Madrid.

Antigua estación de ferrocarril de León afínales del siglo XIX. Fotografía tomada de: https://www.diariodeleon.es/articulo/revista/progreso-fin-arrieros-maragatos/201103130401001163710.html

Cuéntanos qué te ha parecido esta entrada

¡Gracias por suscribirte!

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

PASAPORTURISTA will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.